noviembre 01, 2015

Novena a Santa Filomena, Virgen y Mártir, Por la Maternidad

Novena a Santa Filomena, Virgen y Mártir, Por la Maternidad
Agosto 11

Patrona: bebés, esterilidad, niños, causas imposibles, recien nacidos, enfermos.
  • ORACION PREPARATORIA (Para todos los días)
Oh gloriosa Virgen y Mártir Santa Filomena! cuya devoción parece haber reservdo Dios, en su eterna sabiduría para estos calamitosos tiempos llenos de tanta impiedad, para avivar en nosotros la fe, sostener la esperanza, e inflamar la caridad. Santa Filomena a quien Dios ha revestido de su singular poder de intercesión para gloria de su santo nombre y para utilidad de la Iglesia! Miradme postrada a tus pies, llena de confianza, reconociendo en ti una gran abogada y protectora de los pobres y de todos los afligidos. Mártir de Cristo llena de bondad! Recibeme hoy bajo tu manto celestial amparame y protegeme con tu poderosa intercesión.

Más para que yo sea digna de este favor alcanzame aquella virginal pureza por la que tu sacrificaste todo lo que el mundo tiene por más honorífico. Alcanzame aquella fortaleza de ánimo que a ti te hizo resistir valientemente todos los halagos del emperador Dioclesiano y finalmente comunicame un amor ardiente a la fe de Jesucristo por la que tú padeciste los más crueles y dolorosos tormentos.
Junto con estas suplicas te ruego, con todo fervor d emi alma, me alcances de Dios el favor particular que, en esta novena he venido a solicitar de tu generosa intercesión. El misericordiosísimo Jesús, tu Esposo Divino, por cuyo amor sufriste el martirio y la muerte, o negará nada a tus ruegos.
Sí candorosa Virgen y valerosa mártir! No te negará nada el buen Dios que dijo "PEDIR Y RECIBIRÁS" y podrá entonces realizar en mí la infalibilidad de estas sus generosas promesas. Así lo espero de la caridad que arde en tu compasivo y virginal corazón.
  • ORACION FINAL (Para todos los días)
Ruega por nosotros Santa Filomena.

Para que seamos dignos de las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.

¡ Oh gloriosa Virgen invencible mártir Santa Filomena! Tu que por amor al Corazón Sagrad de Jesús, sufriste dolorosos tormentos y derramaste toda tu sangre virginal y entregaste tu tierna y angelical vida, en testimonio heroico de la verdad de la religión cristiana que yo misma tengo el honor de profesar, presenta ante Dios en mi favor estos tus martirios y por tus valisosas suplicas alcanzame de El este amor ardiente a Jesucristo junto con el favor especial que ahora he solicitado, para que sirviendo fielmente mientras viva, a tan soberano Rey y Señor logre felicidad de posserle, junto contigo, en el reino de los cielos. Amén.
  • PRIMER DIA
¡Santa Filomena, Virgen y Mártir llena de pureza! que en el siglo IV, siglo lleno aún de idolatría y de corrupción pagana, a pesar de los prestigios, del error y del odio que profesaban a los cristianos los vanos adoradores de los falsos dioses, diste un heroico testimonio de fe. Niña llena de sabiduría que a los once años, en una edad tan tierna, en que las ilusiones del mundo ofrecen escollos a la inocencia, tu escapaste de sus lazos consagrando a Jesucristo tu virginal pureza que habías de guardar inviolable aún a costa de tu vida. ¡Santa Filomena!, por esta virginal pureza, hoy perla preciosísima de tu celestial corona, te ruego atiendas mis suplicas y te dignes presentarlas a tu Divino Esposo y por tus méritos alcanzame de El esta fe viva y esta pureza de corazón, sin las cuales no se puede entrar en el Reino de Dios. Amén.

(Se reza Padre Nuestro, Ave María y Gloria, se hace la petición)
  • SEGUNDO DIA
¡ Santa Filomena, Virgen y Mártir llena de firmeza!, a quien los vanos placeres del mundo no lograron seducir con sus brillantes atractivos. Las promesas y caricias más halagadoras te encontraron insensible. Tu despreciaste el trono de Roma, el primer trono del mundo, rehusando la mano y la corona que te ofrecía el emperador Dioclesiano, el más poderoso monarcade la tierra en aquella época, por servir con fidelidad a Jesucristo elegido esposo purísimo de tu alma. ¡Santa Filomena!, te suplico me alcances la gracia de saber apartar mi corazón de las vanidades de la tierra y, dominando mis pasiones, pueda superar los obstáculos que se opongan a mi eterna salvación y poder lograr un día llegar contigo a la posesión de la patria celestial. Amén.

(Se reza Padre Nuestro, Ave María y Gloria, se hace la Petición)
  • TERCER DIA
¡ Santa Filomena, virgen y mártir llena de fortaleza! tu a pesar de tu tierna edad, hiciste brillar con espíritu robusto el fervor de tu humilde y constante oración. Fortalecida con ella despreciaste los halagos. La oración te ayudó a sobrellevar las incomodidades de la prisión, a soportar el ayuno, los horrores de las cadenas, y a rechazar los honores comprados a cambio de la infidelidad a Jesucristo, a quien te consagraste por el voto de la virginidad. Santa Filomena! alcanzame de Dios te ruego este espíritu de oración a fin de que pueda resistir las malas inclinaciones de mi naturaleza y de preferir todos los trabajos y sufrimientos antes de ofender al Señor que es digno de todo honor y de toda gloria. Amén.

(Se reza Padre Nuestro, Ave María y Gloria, se hace la Petición)
  • CUARTO DIA
¡ Santa Filomena Virgen y Mártir llena de valor! que sufriste grandes y vergonzosas humillaciones cuando te arrastraron por las calles públicas de la ciudad de Roma en medio de los gritos del pagano populacho, siempre sediento de la sangre de los cristianos y donde dejaste girones de tu carne virginal. Con ejemplar resignación tu viste a los verdugos flagelar, con látigos de puntas de acero tu delicado y juvenil cuerpo, sufriste estos tormentos por amor a tu Divino Esposo Jesucristo nuestro Salvador. ¡ Santa Filomena !, te ruego me alcances de Dios la gracia de dominar mis flaquezas y flagelar la sensualidad con saludables penitencias, principalmente con las que han sido establecidas por la iglesia, para que pueda agradar al Señor y obtener un lugar en el reino de sus escogidos. Amén.

(Se reza Padre Nuestro, Ave María y Gloria, se hace la Petición)
  • QUINTO DIA
¡Santa Filomena, Virgen y Mártir llena de constancia! tu con tu paciencia heroica en los tormentos agotaste la furia de tus verdugos y cansaste sus brazos ensangrentados. El Señor quiso curarlos para redoblar tus combates y multiplicar tus triunfos. Conducida de nuevo ante el Emperador perseveraste en tu determinación de amor a Jesucristo e iluminada del cielo confundiste a quienes osaron atacar las verdades de nuestra fe. ¡Santa Filomena! te ruego me alcances de Dios la gracia de amar y servir fielmente al mismo Jesús y de no separarme de El en esta vida para después verte y gozarle eternamente.

(Se reza Padre Nuestro, Ave María y Gloria, se hace la Petición)
  • SEXTO DIA
¡Santa Filomena Virgen y Mártir inalterable! condenada a ser arrojada a las aguas de río Tiber. Atada al cuello un ancla fuiste precipitada a sus aguas; más el Señor envió dos angeles que hicieron pedazos el ancla y la lanzaron al fondo del río y en sus brazos fuiste transportada completamente ilesa a la playa. Ante este prodigio realizado por Dios en tu favor, tu viste convertida a la fe de Jesucristo una multitud de espectadores paganos, lo que lleno de consuelo a tu atribulado corazón. ¡Santa Filomena! alcanzame la gracia de llevar una vida verdaderamente cristiana a fin de que con este ejemplo pueda edificar a mis prójimos, mantenerlos en amistad e Dios y enseñarles así el camino del paraíso celestial al que, con tu mediación, espero también llegar.

(Se reza Padre Nuestro, Ave María y Gloria, se hace la Petición)
  • SEPTIMO DIA
¡Santa Filomena Virgen y Mártir invencible! La constancia de tu fe y la fidelidad inviolable a tu Divino Esposo Jesucristo hicieron que el verdugo te entregara a un nuevo tormento y tu virginal cuerpo atado a un árbol, fue traspasado por una lluvia de agudas flechas. Se agotaron tus fuerzas por el derramamiento de sangre y moribunda te condujeron de nuevo a la cárcel donde, después de un dulce y placentero sueño que te envió el Señor, despertaste fortalecida con una nueva vida. ¡Santa Filomena! alcanzame de Dios el valor suficiente para rechazar los impulsos pecaminosos que el maligno espíritu lanza constantemente contra mí a fin de que obtenga como tu la palma del triunfo y pueda gozar de la paz del Señor. Amén.

(Se reza Padre Nuestro, Ave María y Gloria, se hace la Petición)
  • OCTAVO DIA
¡Santa Filomena Virgen y Mártir llena de heroísmo! tu fuiste conducida por la ira del tirano al suplicio de los dardos encendidos en vivo fuego que habrían de acabar con tu vida terrena. Más por el poder de Dios los flecheros quedaron impotentes sin poder dar con sus dardos encendidos. ¡Santa Filomena! Obtenme de Dios la gracia de saber despreciar las incitaciones de los enemigos de mi alma que son el mundo, el demonio y la carne. Que sepa huir de las malas lecturas, de las conversaciones peligrosas, de las malas compañías y de todas aquellas ocasiones en que mi alma puede encenderse en el vivo fuego del pecado, para que permaneciendo siempre file como tu, a mi Divino Salvador pueda gozarle en la Vida Eterna en compañía de los limpios y puros de corazón. Amén.

(Se reza Padre Nuestro, Ave María y Gloria, se hace la Petición)
  • NOVENO DIA
¡Santa Filomena, Virgen y Mártir gloriosa! que terminaste tus combates por la fe con un ilustre martirio. Desesperado Dioclesiano de no conseguir sus deseos mando al verdugo a que te decapitara, y tu alma voló luminosa, con la corona de las vírgenes y la palma de los martíres como emblema de un triunfo, hacia el seno del Esposo de las Vírgenes, quien recibió triunfante y la colocó en el coro de los escogidos. ¡Santa Filomena, preciosa mártir!, dígnate coronar el final de esta novena alcanzandome de Dios, que nada te rehúsa, la gracia de amar con todo mi corazón a la Santísima Virgen María, la Reina más pura de las Vírgenes y de los mártires, que te consoló en la prisión y confortó tu espíritu para sufrir valerosamente el martirio. Que ella me ampare con su protección maternal, en las penas de este valle de lágrimas, me defienda en la hora de mi muerte, y después goce de su presencia, en tu compañía en el reino eterno de la Gloria. Amén.

(Se reza Padre Nuestro, Ave María y Gloria, se hace la Petición)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada