octubre 31, 2015

Evangelio Octubre 31, 2015

Día litúrgico: Sábado XXX del tiempo ordinario

Texto del Evangelio (Lc 14,1.7-11): Un sábado, sucedió que, habiendo ido Jesús a casa de uno de los jefes de los fariseos para comer, ellos le estaban observando. Notando cómo los invitados elegían los primeros puestos, les dijo una parábola: «Cuando seas convidado por alguien a una boda, no te pongas en el primer puesto, no sea que haya sido convidado por él otro más distinguido que tú, y viniendo el que os convidó a ti y a él, te diga: ‘Deja el sitio a éste’, y entonces vayas a ocupar avergonzado el último puesto. Al contrario, cuando seas convidado, vete a sentarte en el último puesto, de manera que, cuando venga el que te convidó, te diga: ‘Amigo, sube más arriba’. Y esto será un honor para ti delante de todos los que estén contigo a la mesa. Porque todo el que se ensalce, será humillado; y el que se humille, será ensalzado». 

«Notando cómo los invitados elegían los primeros puestos...»
Rev. D. Josep FONT i Gallart - (Tremp, Lleida, España)

Hoy, ¿os habéis fijado en el inicio de este Evangelio? Ellos, los fariseos, le estaban observando. Y Jesús también observa: «Notando cómo los invitados elegían los primeros puestos» (Lc 14,7). ¡Qué manera tan diferente de observar!

La observación, como todas las acciones internas y externas, es muy diferente según la motivación que la provoca, según los móviles internos, según lo que hay en el corazón del observador. Los fariseos —como nos dice el Evangelio en diversos pasajes— observan a Jesús para acusarlo. Y Jesús observa para ayudar, para servir, para hacer el bien. Y, como una madre solícita, aconseja: «Cuando seas convidado por alguien a una boda, no te pongas en el primer puesto» (Lc 14,8).

Jesús dice con palabras lo que Él es y lo que lleva en su corazón: no busca ser honrado, sino honrar; no piensa en su honor, sino en el honor del Padre. No piensa en Él sino en los demás. Toda la vida de Jesús es una revelación de quién es Dios: “Dios es amor”.

Por eso, en Jesús se hace realidad —más que en nadie— su enseñanza: «Se despojó de su grandeza, tomó la condición de esclavo y se hizo semejante a los hombres (…). Por eso Dios lo exaltó y le dio el nombre que está por encima de todo nombre» (Flp 2,7.9).

Jesús es el Maestro en obras y palabras. Los cristianos queremos ser sus discípulos. Solamente podemos tener la conducta del Maestro si dentro de nuestro corazón tenemos lo que Él tenía, si tenemos su Espíritu, el Espíritu de amor. Trabajemos para abrirnos totalmente a su Espíritu y para dejarnos tomar y poseer completamente por Él.

Y eso sin pensar en ser “ensalzados”, sin pensar en nosotros, sino sólo en Él. «Aunque no hubiera cielo, yo te amara; aunque no hubiera infierno te temiera; lo mismo que te quiero te quisiera» (Autor anónimo). Llevados solamente por el amor.
=
Fuente: evangeli.net

Oración a San Gabriel Arcángel, por la Maternidad

Oración a San Gabriel Arcángel,
por la Maternidad

¡No celebren Halloween, no se asocien a una fiesta satánica!

¡No celebren Halloween,
no se asocien a una fiesta satánica!

El día que los brujos y brujas celebran por encima de todos es Octubre 31; en esa noche Satanás y sus brujos tienen mayor poder.
Los Druidas creían que en esa noche en particular los espíritus de los muertos regresaban a sus antiguos hogares para visitar a los vivos. Y si los vivos no proveían comida a estos espíritus malignos, toda clase de cosas terribles podrían ocurrirles. Si los espíritus malignos no recibían un festín (treat), entonces ellos harían travesuras malas a los vivos (trick).

Hoy Halloween es una festividad primeramente secular, una excusa para disfrazarse de algo macabro y tener fiesta. De todas maneras, verdaderos brujos y brujas así como practicantes del ocultismo aún preservan sus creencias paganas y consideran el Halloween como un tiempo sagrado y poderoso. Habiendo dado la espalda al Dios de la Biblia, ellos invocan la ayuda de Satanás, cayendo así del favor de Dios y caminando sin remedio a las tinieblas eternas.

Vean que todo el concepto detrás del día de las brujas está relacionado con las tinieblas, la muerte, el temor, el engaño, los ritos paganos y el satanismo.“El ladrón no vino sino para hurtar, matar y destruir: yo he venido para que tengan vida, y para que tengan en abundancia”. Juan 10:10.

Cada año se incrementa más el satanismo dentro de esta celebración.En Inglaterra se realizan sacrificios honrando al dios de la muerte, eligen la reina de las brujas en la iglesia de la magia negra. La elegida obtiene fama, fortuna y poderes psíquicos para hacer maldades. En este país el número de creyentes es casi igual al numero de brujos.

EL ORIGEN DE “HALLOWEEN”
Hay dos noches especiales para la brujería: el 30 de abril y el 31 de octubre. Ambas noches corresponden a celebraciones celtas. La primera es la noche de walpurgis (“Beltaine” era la fiesta celta del día siguiente), la segunda -más mentada- es halloween.

La palabra halloween es una contracción de una frase en inglés que significa “Víspera de todos los santos” (All Hallows’ Eve), o sea la víspera de la fiesta de Todos los Santos, la fiesta cristiana que pretendió reemplazar la conmemoración pagana del año nuevo de los celtas, los mismos que construyeron Stonehenge en Gran Bretaña y que en realidad eran pueblos variados pero de cultura similar principalmente del nororiente europeo, aunque en diferentes épocas ocuparon otros territorios incluído lo que se llamó Galacia en Asia Menor.

Desde antes de la llegada de los romanos, el 1 de noviembre los celtas celebraban una fiesta de la tierra y la naturaleza, Samain, en la transición entre el verano y el invierno. La víspera (“Oidhche Shamhna”) se seguían ciertos ritos y costumbres porque se asumía que espíritus de toda clase circulaban con libertad pues los límites entre el mundo de los muertos y de los vivos se desvanecía, de manera que cosas como comunicarse con ellos ocurrían esa noche. Los sacerdotes celtas, los druidas, recogían las bayas del muérdago y otros elementos mágicos y hacían predicciones sobre el futuro. No en vano se denomina la noche del 31 de octubre “la noche de las brujas”, pues aún hoy es una noche en que brujos y amigos del satanismo se reúnen por considerarla especialmente apta para sus infames quehaceres. El árbol sagrado de los celtas era el roble.
Está dicho con toda dureza en el Apocalipsis:
“Felices los que lavan sus ropas, porque así tendrán acceso al árbol de la vida y se les abrirán las puertas de la ciudad. Fuera los perros, los hechiceros, los impuros, los asesinos, los idólatras y todos los que aman y practican la mentira.” (Apocalipsis 22, 14-15)

La época del año que se avecinaba, el invierno, era de escasez de alimentos y de muerte de la naturaleza. Esa noche quienes habían muerto en el año retornaban y en muchos casos debían ser guiados al otro mundo, a veces utilizando nabos huecos (se discute si los celtas usaban calabazas). Se encendían hogueras al aire libre y todo el pueblo participaba dejando las casas a oscuras y frías para que los espíritus no las encontraran agradables para permanecer en ellas, por eso también se hacían reuniones ruidosas para que no creyeran que iban a encontrar tranquilidad, a más de que se dejaba comida en las puertas para que -en últimas- los espíritus no tuvieran que entrar si tenían hambre.

También espíritus malignos, brujas y duendes andaban por ahí, de modo que se tallaban caras espantosas en nabos para ahuyentarlos, si bien para mayor seguridad y con el fin de engañarlos las personas se disfrazaban o se pintaban la cara, pues podían intentar entrar en ellos.
Las hogueras ardían y, en ocasiones, algunas personas eran incineradas en ellas como sacrificio. En lo que hoy es Irlanda, estas hogueras que ardían en lugar de los fuegos caseros, comenzaban con antorchas provenientes del fuego sagrado de los celtas en un sitio de ese país. Los celtas arrojaban en las hogueras los huesos del ganado sacrificado para la festividad, de aquí que en inglés hoguera se diga “bonfire” de “bone” (hueso) y “fire” (fuego).

Con la llegada de los romanos, los sacrificios humanos dejaron de usarse en favor de la quema de efigies alrededor del siglo I de nuestra era, y el 31 de octubre se mezcló con otras fiestas y costumbres de aquellos, como fue la fiesta a Pomona del mismo día, la diosa de los frutos y los árboles, cuyo símbolo es una manzana (por eso con el tiempo en halloween se pedían manzanas y se juega a coger esos frutos con la boca en barriles con agua) o la de feralia, la cual aunque es del 21 de febrero, contiene elementos afines por conmemorar a los espíritus de los muertos (o manes según la mitología romana; Feralia era la parte pública de las festividades a los manes. Parentalia el 13 de febrero, era la parte privada y se orientaba a los parientes.

Entre el 13 y el 21 de febrero, de hecho, se seguía toda una serie de ritos y hábitos en honor a los muertos): por ejemplo, una de las costumbres en Feralia era llevar alimentos a las tumbas de los seres queridos.
Alrededor del siglo IX la iglesia estableció la fiesta de todos los santos el 1 de noviembre, y la de todas las almas el día siguiente (Día de los Difuntos), conforme una regla papal totalmente lógica de no ordenar simplemente la desaparición de las costumbres paganas (lo cual causaba enorme resistencia en el pueblo) sino reemplazarlas con prácticas más cristianas con el fin de hacerlas desaparecer con el tiempo; la estrategia tuvo éxito completo en otras festividades, pero en halloween no se logró todo lo que se perseguía, tal vez porque halloween era un festival, mientras que Todos los Santos es una conmemoración más pasiva, así que las dos cosas se mezclaron. Por ejemplo, se pretendía que la gente se disfrazara de santos y ángeles, pero algunos no dejaron de disfrazarse de otras cosas como ocurre aún hoy en día.

EL SIGNIFICADO DEL “TRIKI TRIKI HALLOWEEN…”
Por desgracia, los medios de comunicación nos bombardean con el sonsonete de “triki, triki, halloween.. etc.” y muchos lo han tomado por una tonada infantil inofensiva.. “Triki” tiene origen en “trick or treat” (“Trick’O'Treating”), esto es, “truco (broma) o trato”

Have muchos años en Bretaña (luego de algunos siglos de cristianismo), el día de los difuntos los pobres solicitaban comida y las amas de casa les entregaban unos pasteles a cambio de sus oraciones por los parientes difuntos. La denominación de esos pasteles era “soulcakes”. Con posterioridad, los niños comenzaron a jugar a pordioseros e iban de casa en caso solicitando manzanas, dinero o regalitos como cintas. En la época de los pioneros en lo que serían los Estados Unidos, los niños comenzaron a utilizar la costumbre de pedir cosas a cambio de no hacer bromas, hábito que solamente se generalizó en el siglo XIX.
El origen mítico de la costumbre es la leyenda de que las hadas que también salían en la noche del 31 de octubre a veces se disfrazaban de pordioseros y pedían limosna. Quienes les daban algo, como comida, eran recompensados; quienes les cerraban la puerta, recibían sorpresas desagradables. Las hadas no eran necesariamente buenas, porque estaban molestas con los hombres por haber entrado a sus territorios y ocuparlos.

EL SIGNIFICADO DE LA ACTUAL CALABAZA CON UNA LUZ ADENTRO
El origen es un cuento irlandés que se repite en otras culturas y, como toda tradición, tiene variantes, aunque las lñineas básicas son relativamente uniformes en todas partes (en Colombia puede leerse una versión en “A la diestra de Dios Padre” de Tomás Carrasquilla). En síntesis, el cuento tiene que ver con un tal Jack que desde niño se dedicó a la pereza y a ejercitar su inteligencia en los juego de azar, sin que en toda su vida hubiera hecho enemigos ni tampoco un solo acto bueno.

Cuando llegó la hora de su muerte, la noche de halloween, llegó el diablo a buscarlo. Jack le jugó una mala pasada poniéndolo preso. Lo liberó únicamente con la promesa de otorgarle otro año de vida -en algunas versiones, la promesa fue que no volviera a intentar llevárselo nunca más o era la muerte la que había sido atrapada por el protagonista de la historia-. Jack, a punta de engaños, logró prolongar su estadía en el mundo otros años adicionales.

Sin embargo, un día de halloween la muerte tomó a Jack por sorpresa. Jack caminó en alma al cielo pero San Pedro no lo dejó entrar porque no había hecho acto bueno alguno. Cuando fue al infierno, el diablo tampoco lo dejó entrar porque estaba cansado de sus trucos. Cuando Jack se puso a llorar en vista de que iba a tener que deambular de un lado a otro para siempre, el diablo le arrojó un carbón encendido para que le sirviera de linterna, que Jack metió en un nabo hueco como el de los celtas. Con ella, Jack ilumina su camino todavía buscando un sitio para descansar (algunos atribuyen la calabaza a una innovación de la tradición por parte de los colonizadores en américa del norte, porque en Irlanda se usaban nabos según el uso celta). Se dice que Jack aparece de vez en cuando la noche de halloween.

Como se ve, es un cuento perverso que somete el mal a la inteligencia humana, cuando lo cierto es que al mal lo somete el poder de Dios, nada más.El hombre carece de poder para jugar con el diablo. Justamente una de las triquiñuelas típicas del maligno es hacer creer a quienes transan con él que pueden manejar la situación y salir ganadores, y ni hablar de que es absurdo esperar que el diablo cumpla sus promesas.Tampoco nadie se mueve entre el cielo y el infierno como pretende el cuento. Como se lee en San Lucas acerca de la suerte del rico una vez muerto en la historia del rico y el pobre Lázaro:
“Estando en el infierno (en el Hades), en medio de los tormentos, el rico levantó los ojos y vio a lo lejos a Abraham y a Lázaro con él en su regazo. Entonces gritó: “Padre Abraham, ten piedad de mí, y manda a Lázaro que moje en agua la punta de su dedo y me refresque la lengua, porque me atormentan estas llamas.” Abraham le respondió: “Hijo, recuerda que tú recibiste tus bienes durante la vida, mientras que Lázaro recibió males. Ahora él encuentra aquí consuelo y tú, en cambio, tormentos. Además, entre ustedes y nosotros hay un abismo tremendo, de tal manera que los que quieran cruzar desde aquí hasta ustedes no puedan hacerlo, y tampoco lo puedan hacer del lado de ustedes al nuestro.”” (Lucas 16, 23-26)

Además, un solo acto bueno no have al hombre justo a los ojos de Dios. Es la entrega completa de Dios al hombre lo que lo have merecedor del descanso eterno. De lo contrario, el criminal mas sanguinario se salvaría con hacer de vez en cuando obras en favor de los pobres. Dice el Apocalipsis:
“Escribe al ángel de la Iglesia de Sardes: Así habla el que tiene los siete espíritus de Dios y las siete estrellas: Conozco tus obras; te creen vivo, pero estás muerto. Despiértate y reanima lo que todavía no ha muerto, pues tus obras me parecen muy mediocres a la luz de Dios. Recuerda lo que recibiste y oíste, ponlo en práctica y arrepiéntete. Porque si no te mantienes despierto vendré como un ladrón, sin que sepas a qué hora te sorprenderé. ” (Apocalipsis 3, 1-3)

Dios nos pide que creamos que Jesucristo es su Hijo y que lo proclamemos. Desde esa Fe, es que se producen las obras que valen, pero no aisladamente, sino porque son frutos del amor hacia Dios.
“Doy gracias sin cesar a mi Dios al recordarte en mis oraciones, pues oigo alabar el amor y la fe que te animan tanto hacia el Señor como en beneficio de los santos. Ojalá esa fe se vea en las obras y manifieste todo lo bueno que tenemos en Cristo. ” (Filemón 1, 4-6)
El cristiano debe llevar la vida que conviene, porque “Si el justo se salva a duras penas, ¿dónde se presentarán el pecador y el impío?” (1 Pedro 4, 18)

FECHAS DEL CALENDARIO SATÁNICO
Setiembre 05 al 30: Ayunan para buscar la voluntad de Satanás.
Setiembre 27: Elección de sacerdotes confesores para escritos en el libro del “macho cabrío”.
Octubre 04: Ritual para maldecir el cuerpo de Cristo.
Octubre 15 al 20: Reunión para preparar el día del Sanhaim.
Octubre 21 al 25: Reflexión, disciplina, ayunos y mantras.
Octubre 26: Ritos tradicionales.
Octubre 27: Confesión de los males en contra de Satanás.
Octubre 28: Bendicen a los integrantes de los grupos satánicos.
Octubre 29: Ordenan a los ministros del rock, músicos, “managers”, promotores, etc.
Octubre 30: Ritos bautismales, maldicen cualquier contacto que hayan tenido con cualquier cristiano, luego se bautizan con agua de alcantarilla, sangre de niños y de adultos sacrificados.
Octubre 31: Inscripción en el libro del macho cabrío, comienza para ellos el año satánico, se invoca el poder total de Belcebú, Nostradamus y otros demonios.
Noviembre 1: Se sella a los satanistas, a los espíritus de los muertos para sacarlos del purgatorio.
Noviembre 2 al 9: Semana de las bodas a Satanás.
Hay otros diez días sagrados de los satanistas dedicados a la adoración a Satanás y a sus demonios:- Febrero 02 – Febrero 14 – Marzo 24 – Mayo 01 – Junio 24 – Setiembre 24 – Diciembre 25 – Enero 01 a la media noche, …y por supuesto todas las lunas llenas donde los demonios le dan a las personas el poder máximo en esa noche; también es el momento cuando se cumplen los encantamientos realizados al principio de mes.
Hay quien pueda creer que paganos y satanistas son diferentes. El lector podrá por su cuenta decidir quién sustenta y motiva ambos movimientos. O es Dios o no lo es.

TU COMPORTAMIENTO COMO CRISTIANO
Desde el Antiguo Testamento, Dios advierte que no deben imitarse a los paganos que promueven lo diabólico, y sí en cambio hay que entender que Dios ha dado cosas diferentes (Deuteronomio 18, 9-14). No hay por qué celebrar a brujas, duendes, monstruos y demás, ni promover que se tome el mal como un juego. Dice San Pablo:
“Busquen lo que agrada al Señor. No tomen parte en las obras de las tinieblas, donde no hay nada que cosechar; al contrario, denúncienlas” dice San Pablo (Efesios 5, 10-11).
En cambio,
“Procura, pues, que la luz que hay dentro de ti no se vuelva oscuridad. Si toda tu persona se abre a la luz y no queda en ella ninguna parte oscura, llegará a ser radiante como bajo los destellos de la lámpara.” (Lucas 11, 35-36)
Halloween es un evento satánico. No es “neutro”, porque el mal no es neutro. Las pequeñas cosas le importan a Dios:
“El que ha sido digno de confianza en cosas sin importancia, será digno de confianza también en las importantes; y el que no ha sido honrado en las cosas mínimas, tampoco será honrado en las cosas importantes.” (Lucas 16, 10)

La mal llamada “fiesta” de halloween es memorial pagano que se mantiene con sus elementos iniciales. ¿Acaso adornar casa o oficina con imágenes de monstruos, brujas o imágenes o signos del mal, es una diversión sin significado? ¿Que enseñar a los niños que el mal fuera un juego, es correcto?
“Al que haga caer a uno de estos pequeños que creen en mí, mejor le sería que le amarraran al cuello una gran piedra de moler y que lo hundieran en lo más profundo del mar.” (Mt 18, 6)

Proyecto: Fiesta de todos los Santos
Transformemos el Halloween en una fiesta positiva, alegre y entretenida, donde todos podamos gozar de un sano momento de compartir con nuestros vecinos y de enseñarles a nuestros hijos valores cristianos
=

Clica en la imágen para rezar a Jesús Sacramentado


Clica en la imágen para rezar los MISTERIOS GOZOSOS


octubre 30, 2015

Evangelio Octubre 30, 2015

Día litúrgico: Viernes XXX del tiempo ordinario

Texto del Evangelio (Lc 14,1-6): Un sábado, Jesús fue a casa de uno de los jefes de los fariseos para comer, ellos le estaban observando. Había allí, delante de Él, un hombre hidrópico. Entonces preguntó Jesús a los legistas y a los fariseos: «¿Es lícito curar en sábado, o no?». Pero ellos se callaron. Entonces le tomó, le curó, y le despidió. Y a ellos les dijo: «¿A quién de vosotros se le cae un hijo o un buey a un pozo en día de sábado y no lo saca al momento?». Y no pudieron replicar a esto. 

«¿Es lícito curar en sábado, o no?»
Rvdo. D. Manuel COCIÑA Abella - (Madrid, España)

Hoy fijamos nuestra atención en la punzante pregunta que Jesús hace a los fariseos: «¿Es lícito curar en sábado, o no?» (Lc 14,3), y en la significativa anotación que hace san Lucas: «Pero ellos se callaron» (Lc 14,4).

Son muchos los episodios evangélicos en los que el Señor echa en cara a los fariseos su hipocresía. Es notable el empeño de Dios en dejarnos claro hasta qué punto le desagrada ese pecado —la falsa apariencia, el engaño vanidoso—, que se sitúa en las antípodas de aquel elogio de Cristo a Natanael: «Ahí tenéis a un israelita de verdad, en quien no hay engaño» (Jn 1,47). Dios ama la sencillez de corazón, la ingenuidad de espíritu y, por el contrario, rechaza enérgicamente el enmarañamiento, la mirada turbia, el ánimo doble, la hipocresía.

Lo significativo de la pregunta del Señor y de la respuesta silenciosa de los fariseos es la mala conciencia que éstos, en el fondo, tenían. Delante yacía un enfermo que buscaba ser curado por Jesús. El cumplimiento de la Ley judaica —mera atención a la letra con menosprecio del espíritu— y la fatua presunción de su conducta intachable, les lleva a escandalizarse ante la actitud de Cristo que, llevado por su corazón misericordioso, no se deja atar por el formalismo de una ley, y quiere devolver la salud al que carecía de ella.

Los fariseos se dan cuenta de que su conducta hipócrita no es justificable y, por eso, callan. En este pasaje resplandece una clara lección: la necesidad de entender que la santidad es seguimiento de Cristo —hasta el enamoramiento pleno— y no frío cumplimiento legal de unos preceptos. Los mandamientos son santos porque proceden directamente de la Sabiduría infinita de Dios, pero es posible vivirlos de una manera legalista y vacía, y entonces se da la incongruencia —auténtico sarcasmo— de pretender seguir a Dios para terminar yendo detrás de nosotros mismos.

Dejemos que la encantadora sencillez de la Virgen María se imponga en nuestras vidas.
=
Fuente: evangeli.net

Clica en la imágen para rezar a JESUS SACRAMENTADO

Clica en la imagen para rezar los MISTERIOS DOLOROSOS

octubre 29, 2015

Evangelio Octubre 29, 2015

Día litúrgico: Jueves XXX del tiempo ordinario

Texto del Evangelio (Lc 13,31-35): En aquel tiempo, algunos fariseos se acercaron a Jesús y le dijeron: «Sal y vete de aquí, porque Herodes quiere matarte». Y Él les dijo: «Id a decir a ese zorro: ‘Yo expulso demonios y llevo a cabo curaciones hoy y mañana, y al tercer día soy consumado. Pero conviene que hoy y mañana y pasado siga adelante, porque no cabe que un profeta perezca fuera de Jerusalén’. 

»¡Jerusalén, Jerusalén!, la que mata a los profetas y apedrea a los que le son enviados. ¡Cuántas veces he querido reunir a tus hijos, como una gallina su nidada bajo las alas, y no habéis querido! Pues bien, se os va a dejar vuestra casa. Os digo que no me volveréis a ver hasta que llegue el día en que digáis: ¡Bendito el que viene en nombre del Señor!».

«¡Jerusalén, Jerusalén! (...) ¡Cuántas veces he querido reunir a tus hijos (...) y no habéis querido!»

Rev. D. Àngel Eugeni PÉREZ i Sánchez - (Barcelona, España)

Hoy podemos admirar la firmeza de Jesús en el cumplimiento de la misión que le ha encomendado el Padre del cielo. Él no se va a detener por nada: «Yo expulso demonios y llevo a cabo curaciones hoy y mañana» (Lc 13,32). Con esta actitud, el Señor marcó la pauta de conducta que a lo largo de los siglos seguirían los mensajeros del Evangelio ante las persecuciones: no doblegarse ante el poder temporal. San Agustín dice que, en tiempo de persecuciones, los pastores no deben abandonar a los fieles: ni a los que sufrirán el martirio ni a los que sobrevivirán, como el Buen Pastor, que al ver venir al lobo, no abandona el rebaño, sino que lo defiende. Pero visto el fervor con que todos los pastores de la Iglesia se disponían a derramar su sangre, indica que lo mejor será echar a suertes quiénes de los clérigos se entregarán al martirio y quiénes se pondrán a salvo para luego cuidarse de los supervivientes.

En nuestra época, con desgraciada frecuencia, nos llegan noticias de persecuciones religiosas, violencias tribales o revueltas étnicas en países del Tercer Mundo. Las embajadas occidentales aconsejan a sus conciudadanos que abandonen la región y repatríen su personal. Los únicos que permanecen son los misioneros y las organizaciones de voluntarios, porque les parecería una traición abandonar a los “suyos” en momentos difíciles.

«¡Jerusalén, Jerusalén!, la que mata a los profetas y apedrea a los que le son enviados. ¡Cuántas veces he querido reunir a tus hijos, como una gallina su nidada bajo las alas, y no habéis querido! Pues bien, se os va a dejar vuestra casa» (Lc 13,34-35). Este lamento del Señor produce en nosotros, los cristianos del siglo XXI, una tristeza especial, debida al sangrante conflicto entre judíos y palestinos. Para nosotros, esa región del Próximo Oriente es la Tierra Santa, la tierra de Jesús y de María. Y el clamor por la paz en todos los países debe ser más intenso y sentido por la paz en Israel y Palestina.
=
Fuente: hevangeli.net

Clica en la Imágen para rezar los MISTERIOS LUMINOSOS

Clica en la imágen para rezar a JESÚS SACRAMENTADO

Soy el Señor

Estampita y Oración a San Ramón Nonato, por un buen Parto

Estampita y Oración a San Ramón Nonato,
por un buen Parto

Novena a San Ramón Nonato, por la Maternidad

Novena a San Ramón Nonato, por la Maternidad
Agosto 31
 

Oración:
San Ramón, esta novena virtual la hacemos en nombre de todas las mujeres, las que estamos luchando juntas en este camino por la infertilidad; y por todas aquellas que llevan ya en sus vientres a esos hermosos y deseados bebes.


Por favor San Ramón te pedimos intercedas delante de Dios por cada una de nosotras, cuéntale que somos muchas mujeres sufriendo, pasando por este difícil camino, mientras esperamos y soñamos con todo el corazón con el día en que un ser crezca en nuestro vientre y se alimente de nosotras, un ser al que podamos sentir en nuestro vientre por 9 hermosos y completos sanos meses, que lo veamos nacer, alimentarse de nuestro pecho, crecer y gozar de una vida feliz y plena, ese ser que tanto anhelamos en nuestras vidas junto con nuestras parejas para venir a ser parte de nosotros y disfrutar de la dicha de ser una familia lo consagramos desde hoy a Dios, a tí Señor mío, como Ana consagró a Samuel desde antes de ser concebido.


Confío en tí Señor mi Dios, mi padre amoroso y misericordioso, Tú eres sabio y tienes tus tiempos, Tú sabes cuál es el momento, enséñanos a conocer, a aceptar y a amar tu Voluntad, en tí Padre mío confíamos todas las que te consagramos una oración, unidas por la misma intención, por el mismo deseo que brota desde lo más profundo de nuestro ser y nuestro corazón.

Madre nuestra María, acompáñanos en este camino y junto con San Ramón pide a tu hijo Jesús por todas nosotras, sabemos que así lo harás madre hermosa, cùbrenos con tu manto, aumenta en nosotras la fe y la esperanza, danos paciencia, danos tus gracias, llena nuestros corazones de una confianza, de un amor inagotable y de un abandono contínuo y sincero a los brazos amorosos de Jesús que es nuestro padre, sabiendo que El todo lo puede, que para El no hay nada imposible, abrázanos con tu tierno amor de madre, gracias por comprender nuestro dolor en esta búsqueda, tú fuiste madre y sabemos que tú mejor que nadie comprende nuestro corazón cansado de luchar, triste pero aún con muchas esperanzas también y con la alegría y la confianza de que un día seremos madres como tú.

Gracias San Ramón por presentarte ante Dios y pedir por nosotras, desde ahora te lo agradecermos como si ya hubiesemos recibido el milagro.


  • PRIMER DIA
Nacimiento de San Ramón
La historia de San Ramón tiene casi ochocientos años ya que comenzó un día de febrero del año 1200 en un pueblito catalán. Aquel día, una señora que se hallaba en el noveno mes de su embarazo, perdió la vida a causa de un accidente. El pesar de su familia y de sus amigos fue doble: dos vidas se habían truncado.

Al día siguiente, momentos antes de la sepultura, un noble del lugar llamado Ramón Floch, sintió un impulso superior que lo llevó a tomar su cuchillo de caza y abrir con él el vientre de la difunta. La sorpresa fue enorme: en medio de la muerte, allí estaba el niño, aún con vida. Y este niño es el hombre de nuestra historia: lo bautizaron con el nombre de Ramón y lo llamaron Nonato que significa “no nacido”, es decir, no nacido en forma natural. Este hecho, marcó para siempre la vida de Ramón, y por supuesto, es el mismo hecho que después lo convirtiera en el protector de la maternidad. No sabemos mucho sobre su infancia, pero podemos imaginar que habrá sufrido enormemente la ausencia de su madre. Es por eso, que ahora se dedica a ayudar a las madres para que tengan a sus hijos, y a los hijos, para que tengan a sus madres.

Del Evangelio de San Lucas 1, 46-53
Mi alma canta la grandeza del Señor y mi espíritu se alegra en Dios mi Salvador, porque miró con bondad la pequeñez de su servidora. En adelante, todas las generaciones me llamarán feliz, porque el Todopoderoso hizo en mí grandes cosas. Su nombre es Santo! Su misericordia llega a aquellos que le temen. Desplegó la fuerza de su brazo, dispersó a los soberbios de corazón. Derribó a los poderosos de sus tronos y elevó a los humildes. Colmó de bienes a los hambrientos y despidió a los ricos con las manos vacías.

Muchas veces valoramos las cosas recién cuando nos faltan, y así valoramos a las personas cuando ya no están con nosotros o le damos verdadera importancia a la vida cuando estamos enfermos o cuando la muerte nos toca de cerca. Nosotros gozamos cada día del regalo de la vida y no siempre somos agradecidos, no sabemos valorarla, vivimos quejándonos de todo, amargados por lo que no tenemos sin pensar en todo lo que gratuitamente recibimos por parte de Dios. La vida de San Ramón fue un continuo dar gracias a Dios por el don de la vida, por el regalo de la fe, no con palabras sino con hechos. El amor y el agradecimiento no sólo se dicen con palabras, se demuestran con hechos.
PIDAMOS HOY POR TODAS LAS EMBARAZADAS Y POR TODOS LOS QUE DESEAN UN HIJO
Padre nuestro, Avemaría y Gloria

  • SEGUNDO DIA
La vocación
En esa época, los hijos de las familias adineradas – como era la de Ramón – tenían dos caminos posibles a seguir, o ingresaban en la vida religiosa o tomaban las armas, y todo parecía indicar, que ya de jovencito, Ramón tenía el deseo de hacerse sacerdote. Como a su padre no le gustaba mucho la idea de tener un hijo cura, decidió mandarlo a una granja de su propiedad para alejarlo de la parroquia del pueblo y convertirlo en administrador de sus campos. Pero el padre de Ramón se equivocó: la soledad del campo le sirvió para encontrarse cada vez más con Dios y para entregarse con más fuerza a la oración y al sacrificio.

Del Evangelio de San Lucas 2, 46-50
Al tercer día lo hallaron a Jesús en el templo en medio de los doctores de la ley escuchándolos y haciéndoles preguntas, y todos los que oían estaban maravillados de su inteligencia y de sus respuestas. Al verlo sus padres quedaron maravillados y su madre le dijo: Hijo mío, ¿por qué nos has hecho esto? Piensa que tu padre y yo te buscábamos angustiados. Jesús les respondió: ¿por qué me buscan? ¿No sabían que debo ocuparme de las cosas de mi Padre?. Ellos no entendieron lo que él les decía.

Es bueno escuchar a los que están cerca nuestro y nos quieren, porque su consejo puede ser oportuno, pero mucho más importante es escuchar la voz de Dios que nos habla en nuestro propio corazón. El padre de San Ramón lo amaba y seguramente quería lo mejor para su hijo, pero no entendía el deseo que Dios le había puesto en su corazón. A nosotros también, muchas veces, nos toca tomar decisiones muy importantes que pueden no gustarles a quienes nos rodean. Ojalá que en esos casos, igual que San Ramón, podamos decidirnos por la voluntad de Dios.

PIDAMOS SABIDURÍA Y CORAJE PARA CUMPLIR LA VOLUNTAD DE DIOS.
Padre nuestro, Avemaría y Gloria.

  • TERCER DIA
San Ramón y la Virgen
Cerca de la granja se encontraba una pequeña gruta, la ermita de San Nicolás, que la Madre de Ramón había mandado construir, donde se veneraba una hermosa imagen de la Virgen. Ese fue el lugar del consuelo y la esperanza para Ramón. Varias veces al día se arrodillaba frente a la Virgen pidiéndole que lo adoptase como hijo. Y un día, mientras rezaba, la Virgen se le apareció y le dijo: “No temas Ramón que yo desde ahora te recibo como hijo mío, pudiéndome llamar con toda confianza Madre...”

Del Evangelio de San Juan 19, 25-27
Junto a la cruz de Jesús estaba su madre, con su hermana María, mujer de Cleofás y María Magdalena. Al ver a la Madre y cerca de ella al discípulo a quien El amaba, Jesús dijo: “Mujer aquí tienes a tu hijo”. Luego le dijo al discípulo: “aquí tienes a tu Madre”. Y desde ese momento el discípulo la recibió en su casa.

Qué importante es tener a nuestra madre junto a nosotros, sobre todo cuando somos niños... Al no tener San Ramón la alegría del amor de su madre, encontró en la Virgen quien pudiera colmar sus ansias de afecto y compañía. La Virgen no se hizo rogar, como tampoco se have rogar ante nuestros pedidos. Ella es Madre y en su corazón estamos cada uno de nosotros, ella mejor que nadie conoce nuestras necesidades...!

PIDAMOS EN ESTE DIA LA PROTECCIÓN DE MARIA SOBRE NUESTRAS FAMILIAS
Padre nuestro, Avemaría y Gloria.

  • CUARTO DIA
San Ramón y la tentación
Feliz, ya que su corazón era para Dios, Ramón pasaba los días entre la oración, el trabajo y el sacrificio. Cierto día siente en su interior una gran confusión: ¿era necesario este tipo de vida para alcanzar la santidad? ¿no sería mejor volver a su casa e iniciar la carrera militar? Muy pronto, Ramón reaccionó comprendiendo que se trataba de una tentación del demonio, quien quería apartarlo del llamado de Dios. Entonces dijo: “Vete maldito que yo no haré más que lo que me enseñe mi Madre la Virgen María...” Con sólo nombrar a la Virgen, la tentación comenzó a desaparecer, mientras Ramón repetía: “Jesús, María, ampárenme...”

Del Evangelio de San Mateo 4, 1-4
Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el demonio. Después de ayunar cuarenta días y sus cuarenta noches, sintió hambre. Y el tentador, acercándose le dijo: “Si tu eres el Hijo de Dios, manda que esas piedras se conviertan en panes”. Jesús le respondió: “Está escrito: El hombre no vive solamente de pan, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios...”

No sólo caemos en la tentación cuando hacemos el mal, también ella nos arrastra a no realizar el bien que podemos. La tentación se nos disfraza y nos dice: “No hagas esto o aquello, total, que obligación tenés...” Existe en nosotros la tentación constante de no ser todo lo responsables que podemos, de no comprometernos a fondo con las cosas, de no dar todo lo que está a nuestro alcance, sino solamente lo que nos sobra, y a veces, hasta de mala gana. Recurramos a Jesús y a la Virgen, para que a ejemplo de San Ramón podamos vencer la tentación y luchar por el bien.

PIDAMOS ESTE DIA POR TODOS LO QUE ESTAN ALEJADOS DE DIOS
Padre nuestro, Avemaría y Gloria.

  • QUINTO DIA
San Ramón y el servicio
En el año 1221, ingresa al convento de La Merced en Barcelona, con el único ideal de imitar a Cristo y Cristo crucificado y es allí donde surge su deseo de morir mártir por Jesucristo. Fue ordenado sacerdote y se dedicó por completo a la predicación del Evangelio, al consuelo de los afligidos y a los enfermos. La gente lo seguía atraída por su palabra, su vida y sus milagros.

Del Evangelio de San Marcos 1, 16-18
Mientras iba por la orilla del mar de Galilea, vio a Simón y a su hermano Andrés, que echaban las redes en el agua porque eran pescadores. Jesús les dijo: “Síganme, yo los haré pescadores de hombres”. Inmediatamente dejaron sus redes y lo siguieron...”

Cumpliendo con su vocación, San Ramón se dedicó por completo al servicio de sus hermanos. Dios nos llama a servir a los demás. Por eso, ya sea como sacerdote, padre de familia, esposa, monja, ama de casa, albañil, médico, enfermera, podemos cumplir con nuestra vocación siendo felices, y haciendo felices a los demás.

RECEMOS ESTE DIA PARA QUE SIEMPRE ESTEMOS AL SERVICIO DE LOS DEMAS.
Padre nuestro, Avemaría y Gloria.

  • SEXTO DIA
San Ramón y los cautivos
Muy pronto, Ramón puede cumplir con su deseo de ir al Africa, donde los moros habían apresado a muchos cristianos. Trabajar para los cautivos se convirtió en una de sus misiones más difíciles e importantes. Allí cuidó a los enfermos, defendió la vida de los sometidos y predicó con la palabra y el ejemplo. Tan efectiva fue su predicación, que lo apalearon, lo encarcelaron y hasta le colocaron un candado en sus labios para hacerlo callar.

Del Evangelio de San Lucas 4, 16-19
Jesús fue a Nazaret donde se había criado, el sábado entró en la sinagoga y se levantó para hacer la lectura. Le presentaron el libro del profeta Isaías y abriéndolo encontró un pasaje donde estaba escrito: “El Espíritu Santo está sobre mí, porque me ha consagrado con la unción, El me envió a anunciar la Buena Noticia a los pobres y a anunciar la liberación a los cautivos, a dar la vista a los ciegos, a dar la libertad a los oprimidos y proclamar un año de Gracia del Señor...”

Jugarse por los amigos es relativamente fácil, pero dar la vida por quienes no conocemos o que incluso ni nos quieren, no es cosa muy común. Esto fue lo que hizo Jesús, y San Ramón intentó imitar entregándose él mismo como prisionero cuando no pudo conseguir más dinero para rescatar a otros de la prisión. Seguramente, nunca nos encontraremos en la misma situación de San Ramón, pero no nos faltarán oportunidades para dar algo de lo nuestro, ya sea material, como tiempo, compañía, cariño... También nuestra caridad, como lo hizo San Ramón, debe dirigirse especialmente a liberar al hombre de toda clase de opresión y esclavitud.

ESTE DIA RECEMOS POR TODOS LOS QUE SUFREN CUALQUIER TIPO DE OPRESIÓN.
Padre nuestro, Avemaría y Gloria.

  • SÉPTIMO DIA
San Ramón y los enfermos
Cuando consiguió su libertad, el Papa Gregorio IX le dio el título de Cardenal de la Iglesia, pero los honores no lo alejaron de sus hermanos más necesitados. Todo lo contrario. Y lo demostró atendiendo a los enfermos de la peste desatada por ese entonces en Cataluña, a muchos de los cuales curaba haciéndoles la señal de la cruz. Si por las características de su nacimiento se convirtió en el protector de la maternidad, su lucha junto a los más débiles, humildes y enfermos lo transforma en un símbolo de la defensa de la vida, que en realidad, viene a ser la misma cosa...

Del Evangelio de San Lucas 4,40
Al ponerse el sol, todos los que tenían enfermos de diversos males se los traían. El les imponía las manos a cada uno y los sanaba...

Nos cuesta mucho aceptar la enfermedad, la propia y la de los demás. Se nos have difícil y pesado cuidar a un enfermo y muchas veces hasta nos rebelamos. También en esto podemos aprender de San Ramón, quien en cada hermano enfermo veía el rostro sufriente de Jesús.
RECEMOS ESTE DIA POR TODOS LOS ENFERMOS.

Padre nuestro, Avemaría y Gloria.

  • OCTAVO DIA
San Ramón y la muerte Ramón había resuelto regresar al Africa para asistir a los cautivos, cuando el Papa lo requiere desde Roma. Antes de emprender el viaje pasa por Cardona para despedirse del Vizconde Ramón VI quien le había salvado la vida al sacarlo del vientre de su madre. Y es allí, en el castillo de su amigo, donde le llega la muerte. Instantes antes, pidió fervorosamente recibir la Comunión pero no había quien pudiera dársela... Sin embargo, vio abrirse las puertas del castillo por donde ingresaba una procesión de frailes Mercedarios acompañando a un sacerdote que llevaba la Hostia en sus manos... Esos religiosos, eran ángeles y el sacerdote era el mismo Jesús, quien se acercaba para hacerle cumplir su último deseo.

Del Evangelio de San Juan 6, 51-52
Dijo Jesús: Yo soy el pan vivo bajado del cielo. El que coma de este pan vivirá para siempre. El pan que yo daré es mi carne para la vida del mundo.

La muerte es algo que nos da miedo, nos asusta, nos duele. A veces, cuando nos toca de cerca, nos tentamos de gritar que nada tiene sentido, que la vida es absurda o que Dios no existe. Pero la fe nos dice que Jesús venció a la muerte y nos llama a compartir su victoria. Además, El nos prometió que “el que coma de este pan vivirá para siempre...” y esa esperanza es la que nos sostiene en medio del dolor y de la angustia.

PIDAMOS EN ESTE DIA POR TODOS NUESTROS DIFUNTOS
Padre nuestro, Avemaría y Gloria.
 
  • NOVENO DIA
San Ramón junto a Dios
En este último día de la Novena, se aconseja confesarse y comulgar.
Como la Orden de los Mercedarios y el Vizconde Ramón Floch se disputaban la posesión de su cuerpo, resolvieron cargarlo sobre una mula ciega y dejar que ella eligiese el lugar de su sepulcro. La mula comenzó a caminar seguida de muchísima gente. Caminó varias leguas y finalmente se detuvo frente a la ermita de San Nicolás, junto a la imagen de la Virgen ante la que Ramón había rezado tantas veces. Desde allí había partido para entregarse a Dios y a sus hermanos más necesitados y allí volvió después de haber cumplido su promesa.

Del Evangelio de San Lucas 24, 1-6
El primer día de la semana, muy temprano, fueron al sepulcro con los perfumes que habían preparado. Pero se encontraron que la piedra que cerraba el sepulcro había sido removida y al entrar no encontraron el cuerpo de Jesús... ... Ellos les dijeron: ¿por qué buscan entre los muertos al que está vivo? No está aquí, resucitó...

Finalmente, después de haber entregado toda su vida al servicio de sus hermanos, San Ramón entregó su vida a Dios, y ahora nos ayuda desde el cielo. San Ramón recibió el premio a tanto amor, a tanto esfuerzo, a tanto sacrificio, a tanta generosidad. Sigamos su ejemplo tratando de construir con nuestro humilde y sencillo trabajo de cada día el Reino de Dios en nuestro hogar, en nuestro barrio, en nuestra patria.

EN ESTE ULTIMO DIA, PIDAMOS POR TODOS NOSOTROS, PARA QUE PODAMOS SEGUIR EL EJEMPLO DE RAMON.

Padre nuestro, Avemaría y Gloria.
=

octubre 28, 2015

Clica en la imágen para rezar a JESÚS SACRAMENTADO


Clica en la imágen para rezar los MISTERIOS GLORIOSOS

Evangelio Octubre 28, 2015

Día litúrgico: 28 de Octubre: San Simón y san Judas, apóstoles

Texto del Evangelio (Lc 6,12-19): En aquellos días, Jesús se fue al monte a orar, y se pasó la noche en oración con Dios. Cuando se hizo de día, llamó a sus discípulos, y eligió doce de entre ellos, a los que llamó también apóstoles. A Simón, a quien llamó Pedro, y a su hermano Andrés; a Santiago y Juan, a Felipe y Bartolomé, a Mateo y Tomás, a Santiago de Alfeo y Simón, llamado Zelotes; a Judas de Santiago, y a Judas Iscariote, que llegó a ser un traidor.

Bajando con ellos se detuvo en un paraje llano; había una gran multitud de discípulos suyos y gran muchedumbre del pueblo, de toda Judea, de Jerusalén y de la región costera de Tiro y Sidón, que habían venido para oírle y ser curados de sus enfermedades. Y los que eran molestados por espíritus inmundos quedaban curados. Toda la gente procuraba tocarle, porque salía de Él una fuerza que sanaba a todos.


«Jesús se fue al monte a orar»
 + Rev. D. Albert TAULÉ i Viñas - (Barcelona, España)

Hoy contemplamos un día entero de la vida de Jesús. Una vida que tiene dos claras vertientes: la oración y la acción. Si la vida del cristiano ha de imitar la vida de Jesús, no podemos prescindir de ambas dimensiones. Todos los cristianos, incluso aquellos que se han consagrado a la vida contemplativa, hemos de dedicar unos momentos a la oración y otros a la acción, aunque varíe el tiempo que dediquemos a cada una. Hasta los monjes y las monjas de clausura dedican bastante tiempo de su jornada a un trabajo. Como contrapartida, los que somos más “seculares”, si deseamos imitar a Jesús, no deberíamos movernos en una acción desenfrenada sin ungirla con la oración. Nos enseña san Jerónimo: «Aunque el Apóstol nos mandó que oráramos siempre, (…) conviene que destinemos unas horas determinadas a este ejercicio».

¿Es que Jesús necesitaba de largos ratos de oración en solitario cuando todos dormían? Los teólogos estudian cuál era la psicología de Jesús hombre: hasta qué punto tenía acceso directo a la divinidad y hasta qué punto era «hombre semejante en todo a nosotros, menos en el pecado» (He 4,5). En la medida que lo consideremos más cercano, su “práctica” de oración será un ejemplo evidente para nosotros.

Asegurada ya la oración, sólo nos queda imitarlo en la acción. En el fragmento de hoy, lo vemos “organizando la Iglesia”, es decir, escogiendo a los que serán los futuros evangelizadores, llamados a continuar su misión en el mundo. «Cuando se hizo de día, llamó a sus discípulos, y eligió doce de entre ellos, a los que llamó también apóstoles» (Lc 6,13). Después lo encontramos curando toda clase de enfermedad. «Toda la gente procuraba tocarle, porque salía de Él una fuerza que sanaba a todos» (Lc 6,19), nos dice el evangelista. Para que nuestra identificación con Él sea total, únicamente nos falta que también de nosotros salga una fuerza que sane a todos, lo cual sólo será posible si estamos injertados en Él, para que demos mucho fruto (cf. Jn 15,4).
=
Fuente: evangeli.net

Novena a San Judas Tadeo

Novena a San Judas Tadeo, Apóstol
Octubre 28

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Confiamos en que el padre oirá todas las oraciones ofrecidas en el nombre de Nuestro Señor Jesucristo, y nos unimos ahora en oración al Apóstol San Judas, quien goza en los cielos del triunfo de la muerte y resurrección de Cristo. Unidos a las oraciones de alabanza y petición de San Judas a Dios rezamos estas devociones. 

OFRECIMIENTO A Ti, Señor Jesucristo, Nuestro Mediador y Hermano, ofrecemos hoy nuestras oraciones. Reconocemos la especial amistad que tu apóstol Judas tiene contigo. A su amor y amistad unimos nuestras oraciones íntimamente con tu generosa muerte en la Cruz. A este acto constante de alabanza a Dios a través del cual nos hacemos gratos al Padre, pedimos sean unidas nuestras oraciones. Quédate con nosotros hoy y todos los días de nuestra vida. Intensifica nuestro amor a Dios y a nuestro prójimo. Haz que estas gracias y favores por los cuales oramos, nos sean concedidos a través de Ti, que vives y reinas con el Padre, en unidad del Espíritu Santo, Dios por los siglos de los siglos. Amén. 
=
ORACIÓN de la NOVENA ¡Oh glorioso Apóstol San Judas Tadeo, discípulo fiel y amigo del Señor Jesús! Te invocamos como Patrono en los casos difíciles y humanamente desesperados. Ruega por mí, pobre pecador, a Dios Todopoderoso, pues me hallo desesperado por (hacer aquí mención de la aflicción que nos agobia) y socórreme, si es para mi provecho, gloria de Dios y honor tuyo. Te prometo, glorioso San Judas, acordarme siempre de tu protección y hacer lo que pueda para extender tu devoción. Amén =

DÍA PRIMERO San Judas Tadeo, El Señor te llamó a la gracia del apostolado, y tú correspondiste hasta dar la vida por Él. Consígueme del Señor que yo también sea fiel en el cumplimiento de su voluntad.
Terminar con las oraciones finales =

DÍA SEGUNDO San Judas Tadeo, tú aprendiste de Jesús el amor que te llevó al martirio. Consígueme del Señor que yo también le ame con un amor de preferencia.
Terminar con las oraciones finales =

DÍA TERCERO San Judas Tadeo, tan grande fue tu amor al prójimo que no te perdonaste trabajo alguno para atraerlos a Dios. Consígueme del Señor que yo posponga mis intereses por la gloria de Dios y por el bien de mi prójimo.
Terminar con las oraciones finales = 

DÍA CUARTO San Judas Tadeo, fue tanta tu abnegación que desterraste el hombre viejo de pecado para que Cristo viviera en ti. Consígueme del Señor, que mortificando mis pasiones, viva sólo para Él.
Terminar con las oraciones finales =

DÍA QUINTO San Judas Tadeo, tú detestaste la gloria y ostentación del mundo para implantar la Cruz y el Evangelio. Consígueme del Señor que yo sólo me gloríe en la Cruz de Cristo viviendo conforme al Evangelio.
Terminar con las oraciones finales =

DÍA SEXTO San Judas Tadeo, tu dejaste todo para seguir al Maestro. Consígueme del Señor que yo esté pronto a sacrificar por Dios aún mi propio interés.
Terminar con las oraciones finales =

DÍA SÉPTIMO San Judas Tadeo, tan grande fue tu celo santo que hiciste salir de los ídolos a los demonios. Consígueme del Señor, que detestando los ídolos que me dominan, adore sólo a mi Dios.
Terminar con las oraciones finales =

DÍA OCTAVO San Judas Tadeo, entregando tu vida y tu sangre diste valeroso testimonio de fe. Consígueme del Señor que, detestando todo temor, sepa dar testimonio de Cristo ante los hombres.
Terminar con las oraciones finales =

DÍA NOVENO San Judas Tadeo, habiendo recibido el premio y la corona has hecho evidente tu protección obrando prodigios y maravillas con tus devotos. Consígueme del Señor que yo sienta tu protección para que pueda cantar eternamente sus maravillas.
Terminar con las oraciones finales =

ORACIONES FINALES PARA TODOS LOS DÍAS San Judas Tadeo, ruega por mí y por todos los que piden tu protección. Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

V. San Judas Tadeo, Apóstol glorioso. R. Haz que mis penas se vuelvan en gozo.

Oración. Glorioso Apóstol, San Judas Tadeo, por amor de Jesús y María, escucha mi oración y protege a cuantos con fervor te invocan.
Amén

octubre 27, 2015

Clica en la imágen para rezar a Jesús Sacramentado


Clica en la imágen para rezar los MISTERIOS DOLOROSOS


Evangelio Octubre 27, 2015

Día litúrgico: Martes XXX del tiempo Ordinario

Texto del Evangelio (Lc 13,18-21): En aquel tiempo, Jesús decía: «¿A qué es semejante el Reino de Dios? ¿A qué lo compararé? Es semejante a un grano de mostaza, que tomó un hombre y lo puso en su jardín, y creció hasta hacerse árbol, y las aves del cielo anidaron en sus ramas». Dijo también: «¿A qué compararé el Reino de Dios? Es semejante a la levadura que tomó una mujer y la metió en tres medidas de harina, hasta que fermentó todo». 

«¿A qué es semejante el Reino de Dios?»
+ Rev. D. Francisco Lucas MATEO Seco - (Pamplona, Navarra, España)

Hoy, los textos de la liturgia, mediante dos parábolas, ponen ante nuestros ojos una de las características propias del Reino de Dios: es algo que crece lentamente —como un grano de mostaza— pero que llega a hacerse grande hasta el punto de ofrecer cobijo a las aves del cielo. Así lo manifestaba Tertuliano: «¡Somos de ayer y lo llenamos todo!». Con esta parábola, Nuestro Señor exhorta a la paciencia, a la fortaleza y a la esperanza. Estas virtudes son particularmente necesarias a quienes se dedican a la propagación del Reino de Dios. Es necesario saber esperar a que la semilla sembrada, con la gracia de Dios y con la cooperación humana, vaya creciendo, ahondando sus raíces en la buena tierra y elevándose poco a poco hasta convertirse en árbol. Hace falta, en primer lugar, tener fe en la virtualidad —fecundidad— contenida en la semilla del Reino de Dios. Esa semilla es la Palabra; es también la Eucaristía, que se siembra en nosotros mediante la comunión. Nuestro Señor Jesucristo se comparó a sí mismo con el «grano de trigo [que cuando] cae en tierra y muere (...) da mucho fruto» (Jn 12,24). 

El Reino de Dios, prosigue Nuestro Señor, es semejante «a la levadura que tomó una mujer y la metió en tres medidas de harina, hasta que fermentó todo» (Lc 13,21). También aquí se habla de la capacidad que tiene la levadura de hacer fermentar toda la masa. Así sucede con “el resto de Israel” de que se habla en el Antiguo Testamento: el “resto” habrá de salvar y fermentar a todo el pueblo. Siguiendo con la parábola, sólo es necesario que el fermento esté dentro de la masa, que llegue al pueblo, que sea como la sal capaz de preservar de la corrupción y de dar buen sabor a todo el alimento (cf. Mt 5,13). También es necesario dar tiempo para que la levadura realice su labor. 

Parábolas que animan a la paciencia y la segura esperanza; parábolas que se refieren al Reino de Dios y a la Iglesia, y que se aplican también al crecimiento de este mismo Reino en cada uno de nosotros.
=
Fuente: evangeli.net